La integración laboral de las personas con discapacidad sigue siendo una asignatura pendiente en muchas empresas, teniendo en cuenta que existen más de 1.000 millones de personas con discapacidad en todo el mundo, según estima la ONU.

Aunque se ha avanzado en los últimos años en materia de igualdad, aún falta mucho por hacer para garantizar su acceso al mercado laboral y su plena integración en la sociedad.

En este post te contamos cuáles son los derechos laborales de las personas con discapacidad.

¿Qué derechos laborales tienen las personas con discapacidad?

En nuestro país existe una amplia legislación que protege a las personas con discapacidad en el entorno laboral. En primer lugar, la Constitución, en el artículo 35, destaca el derecho al trabajo y la libre elección de profesión de todos los españoles, y en el  artículo 49 se determina que los poderes públicos deben prestar una atención especializada, amparar e integrar a aquellos ciudadanos que posean una disminución física, sensorial o psíquica.

Por otra parte, la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los minusválidos establece que las personas con discapacidad tienen derecho a la integración laboral en el sistema ordinario de trabajo o en su defecto, mediante la fórmula especial de trabajo protegido. En dicha Ley se establecieron un conjunto de mecanismos para favorecer su entrada en el mercado laboral, como por ejemplo, que las empresas con más de 50 empleados deben cumplir con el 2% de los puestos de trabajo ocupados por personas con discapacidad.

Esta Ley quedó refundida en la Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social de 2013, junto a otras de años anteriores. En este último Real Decreto se sigue respaldando legalmente e impulsando el derecho a la igualdad de oportunidades de las personas con discapacidad en el ámbito del empleo.

El Estatuto de los Trabajadores también hace referencia artículo 4 a la no discriminación de las personas que cuenten con una discapacidad. Asimismo, destaca el derecho a no ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se encuentren en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.

Al no existir derechos específicos para este colectivo, se aplican los derechos recogidos en este Estatuto.

¿Debes informar a la empresa sobre tu discapacidad?

No existe una obligación legal expresa de tener que informar a la persona que te contrata sobre tu estado de salud, aunque, por otro lado, el empresario sí que está obligado a adecuar el puesto de trabajo a las circunstancias físicas y personales de cada trabajador, según lo recogido en el artículo 15 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, por lo que puedes ser despedido por transgresión de la buena fe contractual, al no haber comunicado a la empresa tu discapacidad.

Por tanto, aunque es una decisión personal, debes tener en cuenta el principio de buena fe por el que se regulan las relaciones de carácter laboral.

 

Si tienes alguna duda sobre la discapacidad en el entorno laboral, contacta con nosotros sin compromiso. En López Carbonell Abogados somos especialistas en Derecho Laboral.

Comparte esta entrada en: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+