Es posible que hayas detectado alguna irregularidad en tu empresa y que desees denunciarla para evitar que se siga repitiendo. Pero, ¿sabes cómo poner una denuncia ante la Inspección de Trabajo? Te lo contamos en este post.

Características de una denuncia ante la Inspección de Trabajo

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) es un órgano de la Administración cuya finalidad es garantizar el cumplimiento de la normativa laboral, de la Seguridad Social y de la Prevención de Riesgos Laborales. Por lo que en caso de observar irregularidades en tu empresa (acoso laboral, pagos en negro, etc.) tienes el derecho de poner una denuncia ante la Inspección de Trabajo, de forma gratuita.

Tras la correspondiente denuncia, la ITSS te informará sobre el estado de la tramitación del expediente, los hechos que se han podido constatar y las medidas que se han adoptado al respecto.

¿Qué hechos se pueden denunciar?

La Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social regula los hechos constitutivos de sanción por parte del empresario. Por tanto, la Inspección de Trabajo puede imponer una sanción a la empresa en caso de considerar que ha vulnerado alguno de los derechos de los trabajadores.

Las materias en las que es efectiva una denuncia ante la Inspección son las siguientes:

  • Falta de alta en la Seguridad Social.
  • Incumplimiento del registro de horas de la jornada laboral.
  • Falta de medidas para la Prevención de Riesgos Laborales.
  • Acoso laboral.
  • Contratación temporal en fraude de ley y contratos formativos fraudulentos.

Cabe destacar que ante determinadas infracciones, tales como reclamaciones de cantidad, será necesario acudir a los Tribunales, ya que es un juez el único que puede exigir a la empresa el cumplimiento de un derecho.

Procedimiento para realizar la denuncia ante la Inspección de Trabajo

La denuncia debe ir dirigida a la Inspección de Trabajo de la provincia donde se encuentre tu empresa y debe constar en ella lo detallado a continuación:

  • Tus datos personales y firma.
  • Los hechos que se denuncian, así como el lugar y fecha en que ocurrieron.
  • Identificación de los presuntos responsables, de la forma más concreta y precisa posible.
  • Demás circunstancias relevantes, como por ejemplo, pruebas, para facilitar la comprobación de los supuestos hechos.

Así mismo, la denuncia debe cumplir estos requisitos básicos:

  • Tiene que ser presentada por escrito y de forma presencial (podrás utilizar un modelo oficial facilitado por la Inspección).
  • Debe identificar a la persona que denuncia. No puede ser anónima.

Consecuencias de una denuncia ante la Inspección de Trabajo

Aunque en la denuncia tengas que identificarte y firmarla, tus datos serán confidenciales, de acuerdo con el art. 10 del Real decreto Real Decreto 928/1998, que obliga al inspector y subinspector a guardar secreto. Por esta razón, el trabajador no sufrirá ninguna consecuencia.

Sin embargo, para el empresario sí que puede tener consecuencias negativas, en caso de que los hechos constatados sean sancionables. Tras la denuncia, la ITSS preparará una visita sorpresa al centro de trabajo e investigará los hechos, sin que el empresario sepa el motivo de su visita. Si finalmente se confirma la infracción, levantará acta de sanción.

En numerosas ocasiones estas denuncias no llegan a formularse debido al temor del  trabajador a represalias de su empleador, pero puedes estar tranquil@ porque la inspección se realizará con discreción para evitar que te descubran.

 

En López Carbonell Abogados te recomendamos contar con unos abogados que redacten adecuadamente tu denuncia ante la Inspección de Trabajo, por lo que no lo dudes y contacta con nosotros. Somos especialistas en Derecho Laboral.

Comparte esta entrada en: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+