¿Sabías que hasta que tu hijo cumpla 3 años puedes acogerte al derecho de solicitar un permiso de excedencia para cuidarlo? En el post de hoy te explicamos todo lo que debes saber en caso de que desees pedirlo para conciliar tu vida familiar y laboral durante los primeros años de vida de tu pequeño.

Derecho de excedencia por paternidad

El derecho de excedencia por cuidado de hijos está recogido en el artículo 46.3 del Estatuto de los Trabajadores, en el que se señala que todos los trabajadores tendrán derecho a un periodo de excedencia de duración no superior a tres años para atender al cuidado de cada hijo, tanto cuando lo sea por naturaleza, como por adopción, o en los supuestos de guarda con fines de adopción o acogimiento permanente, a contar desde la fecha de nacimiento o, en su caso, de la resolución judicial o administrativa. Por tanto, las empresas deben permitir que sus empleados disfruten de este tipo de excedencias, independientemente del contrato que tengan o de su antigüedad.

Por su parte, la Ley General de la Seguridad Social indica en su artículo 180 que durante los periodos de excedencia de los trabajadores por cuidado de un hijo menor de tres años tendrán la consideración de periodo de cotización efectiva, o sea, del 100%.

Asimismo, el empresario no puede despedir a ningún trabajador por encontrarse de excedencia y está obligado a reservarle el mismo puesto de trabajo durante un año, 15 meses si tiene familia numerosa o 18 si es numerosa especial. A partir de ese tiempo, tendrá derecho a un puesto en su mismo grupo profesional, aunque no el mismo que lleve desempeñando hasta el momento, por lo que el trabajador tiene asegurado un puesto de trabajo en su empresa durante los tres años de excedencia. En caso de que el empresario se niegue a readmitirle incurriría en un despido nulo.

Características de una excedencia por cuidado de hijos

Aunque ya hemos comentado alguna de las características de este tipo de excedencias en este apartado vamos a destacar las más importantes.

Como se ha mencionado anteriormente, la duración máxima es de tres años, sin embargo esto no quiere decir que dure todo ese tiempo, sino que el trabajador tiene derecho a ella hasta que su hijo cumpla los tres años. Por tanto, si solicitas la excedencia cuando tu hijo tenga dos años, solo podrás disfrutar de un año porque se comienza a contar desde su nacimiento. Cabe destacar que no existe duración mínima.

Por otro lado, aunque suspendas la relación laboral con tu empresa y no percibas salario alguno durante el tiempo que estés de excedencia (ni pagas extraordinarias ni vacaciones), sí que tendrás derecho a realizar cursos de formación que la compañía imparta al resto de empleados.

¿Qué más debes tener en cuenta para solicitar la excedencia?

Con respecto a la forma de comunicar una excedencia por paternidad se recomienda hacerlo mediante un escrito por motivos de garantía jurídica, aunque no es obligatorio ni existe un modelo oficial para cumplimentar. En dicho escrito deberás explicar el motivo de la excedencia, -por cuidado de hijo-, y añadir la fecha de finalización de la excedencia (que la podrás elegir libremente) porque la empresa debe comunicar dicha fecha a la Seguridad Social.

El Estatuto de los Trabajadores tampoco precisa con cuánta antelación se debe presentar esta carta, pero es aconsejable hacerlo como mínimo 15 días antes.

 

Si vas a ser padre o madre en los próximos meses, te recomendamos leer nuestros posts anteriores sobre el permiso de paternidad 2018 y los derechos laborales durante la maternidad, ya que pueden ayudarte a resolver muchas de las dudas que puedas tener.

De todos modos, si te surge alguna duda relativa a cualquier asunto en materia laboral, contacta con nosotros. En López Carbonell Abogados somos especialistas en Derecho Laboral. Te ayudaremos a dar la mejor respuesta legal a tu caso.

Comparte esta entrada en: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Google+
Google+