El acoso laboral es una lacra social que, desgraciadamente, ocurre con demasiada frecuencia en algunas empresas. Por eso, en el siguiente post te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el mobbing y cómo puedes actuar si alguna vez lo llegas a sufrir.

¿Qué es el mobbing?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el acoso laboral (también llamado mobbing) como el comportamiento  agresivo  y  amenazador  de  uno  o  más  miembros  de  un  grupo hacia un individuo. Este tipo de maltrato laboral es fundamentalmente psicológico y suele ser persistente, sistemático y continuo sobre el trabajador.

El acoso laboral está presente en todos los sectores de actividad y afecta tanto a hombres como a mujeres, aunque son las mujeres las que lo sufren con mayor frecuencia. Según recoge el diario El Mundo, la Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral en el Trabajo estima que el 15% de los trabajadores en España lo sufre, lo cual creció un 40% desde los inicios de la crisis económica.

La víctima de estos ataques, como consecuencia del trato vejatorio que recibe, puede causarle problemas de salud como estrés y depresión, además de desmotivación en su trabajo y un daño en su reputación como profesional. No hay ninguna justificación para el mobbing, por eso está tipificado como una falta disciplinaria muy grave, que vulnera principalmente los siguientes artículos de la Constitución Española: Art. 10 (dcho. a la dignidad de la persona); Art.14 (igualdad ante la ley); Art.15 (dcho. a la vida); Art.16 (libertad ideológica y religiosa), y Art.18 (dcho. a la intimidad).

Tipos de mobbing más comunes

El acoso laboral puede ser de diferentes tipos. Estos son los más habituales:

Mobbing horizontal

En este tipo de acoso laboral, el acosador y la víctima se encuentran en el mismo rango jerárquico, es decir, son compañeros de trabajo.

Mobbing vertical

En este otro tipo de mobbing, el acosador puede encontrarse en un nivel jerárquico superior a la víctima o en un nivel inferior a ella, por lo que existen dos clases dentro de este tipo:

  • Mobbing vertical ascendente
    Sucede cuando un empleado de un nivel jerárquico superior es atacado por uno o varios de sus subordinados. Puede darse el caso cuando los subordinados no aceptan por alguna razón a la persona que han colocado a su cargo.
  • Mobbing vertical descendente
    Esta clase de mobbing también se le conoce por el nombre de bossing. Ocurre cuando un empleado de un nivel jerárquico inferior es acosado psicológicamente por parte de uno o varios empleados que ocupan posiciones superiores en la jerarquía de la empresa. Es decir, cuando un jefe acosa laboralmente a uno o más de sus subordinados. Un ejemplo de este tipo de mobbing podría ser el de un jefe que quiere provocar la marcha voluntaria de uno de sus trabajadores para no tener que indemnizarle por despedirle.

El objetivo de estos dos tipos de mobbing suele ser marginar a una persona para que abandone la empresa o no sea obstáculo en los intereses profesionales del resto.

¿Cómo puedes actuar ante una situación de mobbing?

Si te ves inmerso en una situación de acoso laboral, lo primero que debes hacer es recabar suficientes pruebas de cara a justificar el acoso. Puedes recopilar cualquier tipo de documento escrito (mails, notas, etc.) o fotografías, así como conseguir testigos que puedan declarar a tu favor.

Dependiendo del tipo de acoso sufrido, existen varias opciones donde puedes denunciar los hechos. Llegados a este punto es importante que sepas que siempre debes contar con asesoramiento profesional, como nuestro despacho de López Carbonell Abogados, para que te orientemos sobre los pasos a seguir en cada momento.

Puedes denunciar el acoso laboral a través de dos vías diferentes

Sin tener que acudir a los juzgados

Puedes comunicar tu situación a los representantes de los trabajadores para que dentro de tu empresa se investiguen los hechos y se tomen las medidas necesarias.

También puedes presentar una denuncia ante la Inspección de Trabajo.

Acudiendo a la Justicia

Mediante el Procedimiento Penal, Civil o Contencioso – Administrativo.

 

Este asunto puede ser complejo de comprender por lo que te recomendamos que cualquier duda que tengas relacionada sobre el acoso laboral, te pongas en contacto con nosotros. En López Carbonell Abogados somos especialistas en Derecho Laboral.